Samsung no piensa hacer lo mismo que HTC con Apple

Arrancamos esta semana con una singular noticia que venía a poner algo de paz en uno de los múltiples frentes que hay en la guerra de patentes que enfrenta a los fabricantes de dispositivos móviles o, mejor dicho, a los fabricantes de Android con Apple.

Samsung

HTC y Apple llegaron a un acuerdo para compartir sus patentes durante 10 años y, aunque no hay confirmación oficial, HTC tendrá que abonar entre 4 y 6 dólares a Apple por cada terminal Android que vendan. Este acuerdo, similar al que tiene HTC con Microsoft, nos hizo fijar la vista en Samsung que es el fabricante que mantiene la guerra más encarnizada con Apple y que, quizás, podría terminar sellando la paz con un acuerdo similar (viendo la millonaria de indemnización a la que fue condenada a pagarle a Apple a finales de agosto). Ésta podría ser una fórmula pero, según parece, para Samsung no es una opción a considerar.

El responsable de descartar la idea ha sido J.K. Shin, responsable de la división de terminales móviles de Samsung, y, por lo que podemos leer ha sido bastante categórico en sus declaraciones: [pullquote]Puede ser cierto que HTC haya accedido a pagarle 276 millones de dólares a Apple pero nosotros no tenemos intención de realizar una negociación similar[/pullquote]

¿276 millones de dólares? La cifra, realmente, no es inventada puesto que resulta de multiplicar el royalty que se estima por la cifra de ventas de terminales que tiene HTC. Samsung quiere seguir litigando con Apple en los tribunales de todo el mundo y, de hecho, recurrirá la sentencia que la condenaba, en Estados Unidos, a pagar mil millones de dólares por copiar a Apple.

Viendo que Samsung cierra esta puerta, el escenario se tornará complicado porque no parece que vayamos a ver una paz a corto plazo entre estos dos grandes pesos pesados. Tanto en Japón como en Holanda, los tribunales han desestimado las denuncias de Apple pero existen procesos abiertos en todo el mundo y entre las demandas y las apelaciones, ambas compañías están empleando bastantes recursos (de hecho, Samsung ha ganado algún que otro litigio y su posición es mucho más fuerte que la que podía presentar HTC frente a Apple).

Y aunque pueda parecer que Apple y Samsung están separadas por un abismo difícil de salvar, curiosamente Samsung actúa como proveedora de Apple y fabrica chips que se integran en el iPad, el iPod y el iPhone. Esta semana se comentó que Samsung, aprovechando su fuerte posición en este campo, había subido un 20% el precio de los chips pero fuentes cercanas a Samsung han negado la noticia indicando que no es posible hacerlo puesto que forma parte de un acuerdo que se renegocia cada cierto tiempo. Es decir, en el ámbito de los componentes electrónicos, la relación de Samsung y Apple mantiene su status quo y no parece que vayan a existir cambios a corto plazo.

About Jose Salvador

Un Amante del Mundo de la Tecnológica.